Post sobre

¿Disfrutas de tu compañía o te atemoriza estar solo?

Con frecuencia vivimos llenos de ruido, haciendo miles de cosas, buscando la mayor parte del tiempo tener la compañía de alguien, tal vez, para llenar el vacío de nuestro corazón, nos atemoriza encontrarnos con nosotros mismos en el silencio, porque no sabemos lo que vamos a encontrar. En esta oportunidad te contaré mi experiencia de encuentro personal en diferentes ámbitos.

Indice

Encontrarme con mi “ser” ha sido uno de los regalos más maravillosos que me dejaron los tiempos de pandemia. Sinceramente, nunca me imaginé que volver a mi esencia me iba a dejar tantos aprendizajes, como: disfrutar de mi propia compañía, conocerme y aceptarme cada día más.

Proceso de encuentro personal

Mi proceso de encuentro personal ha pasado por varias instancias:

Los primeros días de la pandemia los viví en Australia, en marzo de 2020; terminaba mis estudios de inglés, los cuales coincidieron con el inicio de la cuarentena, por lo cual, pasé de tener mucha actividad diariamente, a no saber en qué emplear mi tiempo. Fue todo un proceso el ir descubriendo algunos talentos, habilidades y plasmarlos en algo concreto como fue el blog de viajes.

Como solo podía salir en el suburbio donde vivía, comencé a caminar y a descubrir detalles en la naturaleza de los cuales no me había percatado antes, a medida que iba avanzando el otoño, más me emocionaba con los cambios que se iban produciendo en el paisaje: la transformación en la coloración de los árboles, el florecimiento de muchos de ellos, la caída de las hojas y las flores que formaban un tapete multicolor, todas estas variaciones particulares me hicieron sentir valiosa, bendecida, agradecida y le dieron mucha paz a mi corazón. Pues, aunque me encontraba a miles de kilómetros de mi casa en Colombia, siempre me sentí acompañada, fueron días de encuentro conmigo misma y de un estado de dicha, que me han permitido asumir de manera diferente mi escenario actual.

A muchas personas nos tomó la pandemia sin pareja, desempleadas, a otros en procesos de separación, personas que se sienten solas, anhelando una compañía, con altos niveles de estrés, ansiedad o depresión; creo que no somos ajenos a esta realidad, pero, más allá de lo que podamos sentir, el secreto está en nuestra actitud, si nos dejamos llevar por la tristeza y la desesperanza o abordamos lo que nos pasa desde una mirada diferente, más positiva y abierta a los cambios.

Aprendizajes

Y aunque, tal vez no sea notorio por fuera, por dentro he experimentado sutiles cambios, como aprender a ver la vida con un cristal más amoroso, entendiendo que todo tiene un propósito y que es perfecto, que Dios no se equivoca, que en medio de situaciones retadoras o dolorosas he podido apreciar lo bueno que hay en ellas, descubrir ese ¿para qué?, con una actitud agradecida y de aceptación de la realidad.

Este tiempo también me ha servido para conocerme y amarme más, para gestionar de mejor manera mis emociones, para aprender a perdonar y perdonarme por no saber hacerlo mejor, a reconocer con humildad mis errores y muchos aspectos que tengo por mejorar, a pararme frente a los demás con una actitud más comprensiva, más compasiva, a juzgar y criticar menos.

Incluso, el hecho de pasar de una vida independiente, donde manejaba mi tiempo y mis asuntos, a regresar a vivir con mis padres, me ha servido para acostumbrarme a su rutina, a respetar sus gustos y hasta su forma de actuar. Con el paso de los días, he aprendido que en vez de desgastarme regañándolos, quejándome porque no hacen las cosas como yo quisiera, a tenerles más paciencia, a disfrutar de su compañía, a criticarlos menos, porque ellos hicieron lo mejor que pudieron, con los recursos y el nivel de conciencia que tenían.

¡Yo debo ser el cambio que quiero ver en los demás!

Así que, sea cual sea la situación en la que te encuentres, te invito a disfrutar el presente en compañía de tus seres queridos, aceptándolos como son, valorándolos, porque este tiempo lo que nos ha mostrado es lo frágil que es la vida y que en cualquier momento se nos puede ir.

Si vives solo, aprende a estar contigo mismo, a disfrutar de tu compañía, a descubrir lo valioso que eres. Cuando aprendamos a disfrutar y a enamorarnos de nosotros mismos, podremos valorar la compañía de los demás, ya no temerás el estar solo, porque sabrás que la soledad solo es un estado del alma.

Seguir leyendo

Experiencias

Experiencia en Belmira

En esta oportunidad les quiero compartir mi experiencia de nuestra salida a Belmira, la cual fue muy especial, en donde, el común denominador fue el

Seguir leyendo
Australia

Wollongong

Wollongong es una ciudad turística y costera. Dentro de las múltiples actividades para hacer, visitaremos Fokuangshan Nan Tien Temple, el tempo budista más grande del hemisferio sur y el Wollongong Botanic Garden.

Seguir leyendo

Síguenos en nuestras redes